Articles

Cirugía de linfedema: el estado actual de la técnica

Antecedentes/propósito: la cirugía de linfedema, cuando se integra en un programa integral de tratamiento de linfedema para pacientes, puede proporcionar mejoras efectivas y a largo plazo que el manejo no quirúrgico por sí solo no puede lograr. Dicho programa de tratamiento puede proporcionar una mejora significativa para muchos problemas, como infecciones recurrentes de celulitis, incapacidad para usar ropa adecuada para el resto de su tamaño corporal, pérdida de la función del brazo o la pierna y deseo de disminuir la cantidad de terapia para linfedema y el uso de prendas de compresión.

Métodos: La porción predominante de líquido del linfedema se puede tratar de manera efectiva con cirugías que involucran trasplante de tejido linfático, llamadas transferencia vascularizada de ganglios linfáticos (VLNT), o que involucran conexiones directas desde el sistema linfático a las venas, llamadas anastomosis linfático-venosas (LVA). VLNT y LVA son procedimientos microquirúrgicos que pueden mejorar el drenaje fisiológico del líquido linfático del propio paciente, y hemos visto la eliminación completa de la necesidad de prendas de compresión en algunos de nuestros pacientes. Estos procedimientos tienden a tener mejores resultados cuando se realizan cuando el sistema linfático del paciente tiene menos daño. La hinchazón rígida, predominantemente sólida, que a menudo se encuentra en etapas posteriores del linfedema, se puede tratar de manera efectiva con una cirugía llamada lipectomía proteica asistida por succión (SAPL, por sus siglas en inglés). Las cirugías de SAPL permiten la eliminación de sólidos linfáticos y depósitos grasos que de otro modo se tratan mal con terapia conservadora para linfedema, cirugías de VLNT o LVA.

Conclusión: En general, existen múltiples opciones quirúrgicas eficaces para el linfedema. Los tratamientos quirúrgicos no deben verse como una «solución rápida», y deben realizarse en el marco de la terapia y el tratamiento continuos del linfedema para optimizar el resultado de cada paciente. Cuando lo realiza un cirujano con experiencia en linfedema como parte de un sistema integrado con terapia experta para el linfedema, se pueden lograr mejoras seguras, consistentes y a largo plazo.